Esta fascinante serie alemana de Netflix se despide con un final de infarto, en el que hay asesinatos, embarazos, reencuentros, tragedias y muchas revelaciones. Y su estreno se produce el mismo día del apocalipsis.

Dark pertenece a esa categoría de series que la amas o la odias. No hay punto intermedio. Quienes la odiaron, de seguro la dejaron de ver por su trama laberíntica y confusa, con referencias a la mitología griega, la alquimia y la religión.

Dark 

Desde la primera temporada, que se estrenó sin hacer mayor ruido en diciembre de 2017, la primera serie alemana de Netflix jugó al despiste, confundiendo a los telespectadores con sus teorías sobre los viajes en el tiempo y las intrincadas relaciones entre los habitantes del pueblo de Winden, donde se desarrolla.

Un final que cumple con creces las expectativas, con ocho episodios reveladores en que se desepejan todas las interrogantes y que dejan sin aliento.

Pero ahí está también una de las razones de por qué genera adicción, en la fascinanción por tratar de entenderla y conocer cuál es el origen del buclé en que están atrapados sus habitantes. Tanto, que nos quieres perderte ni un segundo.

Tras el estrenó el año pasado de una segunda entrega en la que ganó muchos más seguidores, Dark llega su final como una de las series más singulares y populares de Netflix.

Y fiel a su estilo catastrófico, su tercera y última temporada se estrena este sábado 27 de junio 2020, justo el día en que según su trama ocurre el apocalipsis.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here